aceptar Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.
6 Errores que pueden afectar a nuestra salud cardiovascular

6 Errores que pueden afectar a nuestra salud cardiovascular

Cómo ajustar nuestra rutina para vivir una vida más larga y saludable.

Después de los 40 años, los malos hábitos de salud empiezan a pasarnos factura, especialmente cuando se trata de nuestra salud cardiovascular.

“Los factores de riesgo de las enfermedades cardíacas comienzan a aumentar a partir de los 40 años de edad", asegura Deepak Bhatt, director ejecutivo de programas de intervención cardiovasculares en el Hospital Brigham and Women's & Vascular Center y profesor de medicina en la Facultad de medicina de Harvard. "La hipertensión arterial, el colesterol alto, la obesidad y la diabetes son los principales causantes de los problemas cardíacos".

Una vez que llegamos a esa edad, corremos el riesgo de que tenga lugar un incremento gradual de peso, afirma el Dr. Bhatt. Nuestro metabolismo se está ralentizando, de modo que si continuamos con nuestros hábitos de vida es posible que comencemos a aumentar de peso ".

El Dr. Bhatt recomienda controlar nuestro peso a primera hora de la mañana antes de comer o ducharnos. Si subimos de peso semana tras semana, es una señal de que podríamos necesitar hacer algunos ajustes en la dieta.

Algunos consejos:

Seguir una dieta saludable

La dieta mediterránea es la más recomendable para mantener una salud cardíaca óptima. No obstante, siempre es fundamental vigilar en los tamaños de las porciones. Después de los 40 años, nuestro metabolismo comienza a ralentizarse, por lo que comer en exceso podría llevar a un aumento de peso gradual y significativo

Tener vida social

Los amigos son muy importantes para nuestra salud cardiaca", explica el Dr. Michael Miller, profesor de medicina cardiovascular en la Facultad de medicina de la Universidad de Maryland. "Sabemos que el aislamiento social, a medida que envejecemos, causa estragos en el corazón." Un estudio de 2016 llevado a cabo por la revista Heart encontró que la soledad y el aislamiento social son tan perjudiciales como el tabaquismo. De hecho, la falta de relaciones sociales aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca en un 29%, según el informe.

Es necesario que hagamos un esfuerzo para mantener nuestras amistades, aconseja el Dr. Miller. El Dr. Stein está de acuerdo, y opina que los hombres en particular necesitan tener más cuidado para no perder el contacto con sus amigos

Ir demasiado al gimnasio o evitarlo por completo.

“Practicar ejercicio entre 30 y 45 minutos al día, tres o cuatro veces a la semana sería lo ideal ", opina Richard Stein, cardiólogo y profesor de medicina en Langone Health de la Universidad de Nueva York. Si nuestro entrenamiento es super-intenso, podría no ser beneficioso. Algunas investigaciones sugieren que realizar demasiado ejercicio vigoroso puede dañar el corazón

Debemos aprender cuáles son nuestros límites. "Después de los 40 años, necesitamos un calentamiento de entre 5 y 10 minutos de duración"

Tener cuidado con el estrés

“No es posible escapar del estrés porque forma parte de nuestras vidas”", dice el Dr. Bhatt. "Pero la forma en que reaccionamos ante él podría marcar la diferencia"

La meditación ha demostrado ser útil para combatir el estrés. Exista o no un componente espiritual, esta práctica puede ayudarnos a reaccionar ante sus síntomas de forma más saludable.

Evitar el tabaco

Fumar es sin duda uno de los hábitos que más perjudican a nuestra salud cardiovascular. Cuanto antes dejemos de fumar, mejor será nuestro pronóstico.

Por otra parte, el uso de marihuana puede aumentar el riesgo de sufrir un ataque al corazón. Aunque la evidencia es preliminar, la investigación ha relacionado el uso de marihuana con la enfermedad cardiaca y el accidente cerebrovascular.

El aceite de krill

El krill tiene un importante valor nutricional ya que contiene más de un 60% de proteínas con un 45% de aminoácidos esenciales y un 20% en ácidos grasos omega-3, además de ser una fuente rica en fósforo, Vitaminas A, B y D y oligoelementos como el Selenio.Es un coadyuvante en mantener la salud cerebral, cardiovascular ósea y articular.

El aceite de Krill Superba™ es un producto de calidad superior que procede de una única especie, la Euphausia superba, más conocida como krill, un pequeño crustáceo que se encuentra en las frías y limpias aguas del Océano Antártico. Uno de los productos más recomendables es NKW KRILLOMEGA, de venta en la tienda online NATPHARMA.COM

Comentarios