aceptar Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.
Candidiasis y aumento de peso

Candidiasis y aumento de peso

? Uno de los síntomas de la candidiasis es el aumento de peso o la dificultad para perderlo. Esto puede hacer que los depósitos de grasa persistentes sean difíciles de eliminar, sin importar las cantidades de alimentos que ingerimos o la actividad física que practiquemos. Existen un par de razones para ello, aunque primero es importante entender que las dietas no pueden sernos de gran ayuda. Debemos tratar la causa subyacente del problema, que es el crecimiento excesivo del hongo cándida . La candidiasis puede producir un exceso de depósitos de grasa de varias formas diferentes.  Toxinas en la candidiasis Las células que forman el hongo cándida albicans se reproducen y mueren constantemente. El ciclo de vida natural de este hongo hace que las toxinas de las células que mueren sean liberadas en el torrente sanguíneo. El hígado tiene que procesar estas toxinas y expulsarlas de nuestro organismo. Si el hígado se sobrecarga (es decir, si hay demasiadas toxinas en el torrente sanguíneo), tendrá que almacenar estos productos químicos en otro lugar para su posterior procesamiento. El hígado lo hace mediante su almacenamiento en las células adiposas, sobre todo alrededor de las caderas, el vientre y los muslos. Para muchas personas, esta es la causa raíz de los depósitos anormales de grasa. Antojos de azúcar La cándida necesita azúcar para crecer y reproducirse, el azúcar normalmente proviene de los alimentos que tomamos. Un síntoma típico de la infección causada por el hongo cándida es que los pacientes aumentan su consumo de azúcar y de carbohidratos. En las personas enfermas de candidiasis, esto supone mucho más que una simple adicción psicológica al azúcar. Este hongo procesa grandes cantidades de azúcar, desencadenando señales en nuestro cerebro que nos indican que debemos consumir más. Esta es una de las formas en las que la candidiasis puede hacer que comamos en exceso. El estrés en nuestro sistema inmunológico Los subproductos tóxicos del hongo cándida pueden desencadenar una respuesta en nuestro sistema inmunológico. El estrés que se produce en las glándulas suprarrenales aumenta los niveles de cortisol, una respuesta de emergencia que impulsa a nuestro cuerpo a no eliminar las grasas. Fatiga Esta es otra de las causas del aumento de peso. Las células del hongo cándida liberan hasta 79 toxinas diferentes, incluyendo una neurotoxina muy peligrosa llamada acetaldehído. Estas toxinas pueden ocasionar síntomas como la confusión mental, la fatiga y la depresión. Debido a ello, a los enfermos de candidiasis a menudo les resulta difícil practicar la actividad física que necesitan para mantenerse sanos y en forma. Seguir una dieta de restricción calórica es tratar el síntoma y no la causa del problema. Si tratamos la candidiasis e ingerimos una dieta saludable, será mucho más fácil eliminar los depósitos de grasa persistentes.