aceptar Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.
Cómo aliviar el dolor en la parte baja de la espalda cuando corremos

Cómo aliviar el dolor en la parte baja de la espalda cuando corremos

Correr es una actividad saludable que a veces conlleva un estrés y un impacto repetitivo en nuestras articulaciones. Las personas que sufren un problema subyacente en la parte baja de la espalda pueden comprobar que correr empeora su dolor

Cuando este tipo de dolor aparece o empeora, es importante saber cuándo debemos buscar tratamiento.

¿Cuáles son las lesiones más habituales?

El dolor en la parte baja de la espalda a menudo se nota rápidamente, al doblarnos o al incorporarnos de una manera incorrecta.

Una de sus causas más habituales es la tensión muscular, que se caracteriza por los espasmos musculares y por el dolor que se centraliza en la parte baja de la espalda. No suele notarse en otras zonas como los glúteos o las piernas (el dolor irradiado se conoce como ciática o radiculopatía).

Cuidados personales para la distensión muscular lumbar

El dolor en la parte baja de la espalda causado por la distensión muscular puede tratarse con técnicas de autocuidado. Las formas efectivas para aliviarlo pueden ser las siguientes:

Un corto período de descanso (uno o dos días) si el dolor es intenso

Realizar estiramientos suaves

Hielo o compresas frías, aplicadas durante 10 a 20 minutos

Terapia de calor en la zona afectada

Este tipo de dolor a menudo mejora en el transcurso de entre una y tres semanas tan sólo con la restricción de la actividad.

Daños discales

Una forma más problemática de dolor lumbar es el relacionado con los problemas estructurales en la parte baja de la espalda, como por ejemplo:

Enfermedad degenerativa del disco

El disco es un amortiguador que existe en la parte baja de la espalda. Al correr, el impacto repetitivo que se produce en la columna vertebral, ejerce presión sobre el disco. Si éste ya está dañado, el estrés repetitivo puede llevar al aumento de los síntomas. Cuando aparece un dolor constante en la parte baja de la espalda después de una sesión de ejercicios deberíamos considerar la posibilidad de recibir una evaluación completa por parte de nuestro especialista.

 Cómo prevenir el dolor en la parte baja de la espalda

Cuando corremos añadimos  estrés repetitivo a la espalda, y quienes padecen problemas en la parte baja deben tomar medidas para reducir la tensión en esta zona.

Estos son algunos consejos que pueden ser de utilidad para los aficionados al running:

Realizar un calentamiento completo antes de comenzar a correr

Estirar los tendones de la corva (los músculos de la parte posterior del muslo) dos veces al día para minimizar el estrés.

La tonificación muscular y el entrenamiento de fuerza también son importantes, especialmente para los músculos centrales de la espalda.

El entrenamiento cruzado es útil para evitar el síndrome de sobrecarga.

Usar zapatos cómodos y con soporte

Evitar en lo posible correr sobre superficies de cemento.

Tanto los esguinces como  las torceduras musculares tienden a ser lesiones de corta duración y responden bien a las medidas de autocuidado

Los problemas más estructurales como las hernias discales, la enfermedad degenerativa del disco y la espondilolistesis pueden requerir una evaluación y un tratamiento más exhaustivos por parte de un especialista.

Los geles anti-inflamatorios

Existen geles anti-inflamatorios que pueden ser de gran ayuda ya que poseen efectos calmantes, antisépticos y reparadores, entre otros. Uno de los más recomendados es FLEX BODY GEL, de venta en la tienda online NATPHARMA.COM. Contiene Vedalcalm, una combinación sinérgica de extractos oleosos de plantas cultivadas en la India. Se caracteriza por sus propiedades antinflamatorias, antisépticas, hidratantes y restructurantes, y también por su riqueza en ácidos grasos esenciales que favorecen la integridad de la barrera hidrolipídica. El Vedacalm está compuesto por una mezcla de Neem, Boswellia serrata y sésamo, y su actividad reside en su contenido garantizado en nimbidina, ácido linoleico y ácido boswélico.

Comentarios